La ‘fiebre’ del cobre: las razones por las que la demanda de este metal se ha disparado

Desde comienzos del 2024, los precios de este material han venido escalando hasta alcanzar máximos históricos. Le contamos a qué se debe.

A principios del 2024, los precios del cobre comenzaron a escalarse. Este comportamiento, impulsado por la alta demanda, llevó a este metal a dispararse por encima de los 11.000 dólares la tonelada a mediados de mayo, lo que supuso un máximo histórico en su cotización.

Detrás de esta tendencia, se esconden varios factores. Pero, vamos por partes.

Los expertos apuntan a que la transición a energías más limpias, el auge de la inteligencia artificial, el desarrollo de nuevo armamento y la presencia cada vez más consolidada de los carros eléctricos han contribuido a disparar la demanda de cobre en el mundo.

En el caso de la movilidad eléctrica, esto se explica por la cantidad de material que requiere para su funcionamiento. Para dimensionar mejor su rol en esta industria, un motor de combustión emplea cerca de 15 kilogramos, mientras que uno eléctrico necesita 70.

El empuje que ha recibido este metal también se explica por las medidas que ha implementado China para estimular su economía. Esto considerando que el gigante asiático se posiciona como el mayor importador de cobre.

Sin embargo, no todo pinta tan bien para su comercialización. La falta de inversión en la minería de metales básicos podría acentuar los problemas que existen en torno a la escasez de esta materia prima.

De acuerdo con datos de la consultora McKinsey, estima que la demanda anual de cobre podría aumentar en seis millones de toneladas de aquí a 2031. No obstante, la puesta en marcha de nuevas mineras puede tardar poco más de diez años.

Fuente: Portafolio

Actualizado (Lunes, 24 de Junio de 2024 15:38)