¿Llega el fin de la crisis de contenedores? Así está el panorama

Todo indica que la crisis de contenedores está un poco más cerca de mejorar, y con ello se aliviaría un pesado lastre para la inflación.

En efecto “los fletes de Shanghái a Buenaventura llegaron a costar entre US$18.500 y US$ 19.000; hoy su valor aproximado es de US$9.000 y es posible que a mediados del año entrante se estabilicen entre US$6.000 y US$7.000. Desde que se levantó el confinamiento a finales del 2020 han bajado un 50 %”, explica, Nicola Sandoval, CEO de Anava, empresa colombiana del sector logístico. Así las cosas, los precios de lo que importa y exporta el país comienzan a sentir un alivio por fletes, situación que se reflejará en los precios de, por ejemplo, los alimentos importados, y la situación como indica el experto resiste aún una mayor reducción de costos.

Para Sandoval “podría existir una normalización de la crisis de los contenedores hasta el segundo semestre del 2023, aclarando que no haya otra emergencia sanitaria ni conflictos nacionales o internacionales, como el de Rusia y Ucrania”. Igualmente, la crisis de los contenedores generó desabastecimiento en el país, algo que, con el paso del tiempo, se ha reducido, pero su lentitud se debe a la forma en la que el mundo actuó después del confinamiento. “Cuando se termina la cuarentena, la economía vuelve a reactivarse y el consumo masivo regresa; sin embargo, no había disponibilidad para abastecer al mercado, ya sea por no tener la materia prima o el producto terminado, porque los contenedores disponibles se iban a los principales centros de consumo en Europa, Asia y parte de África, al ser los que mejor flete pagaban”, concluyó Sandoval. Las cifras van en la misma dirección que el informe de la Unctad, según el cual el comercio mundial llegó a US$7,7 billones en el primer trimestre del año, reflejo de la recuperación del intercambio de bienes y servicios desde la pandemia.

Fuente: Portafolio.

Actualizado (Lunes, 11 de Julio de 2022 11:50)