El país da los primeros pasos para sembrar café robusta

Hace unos días entraron en cuarentena algunas variedades de plantas de esta especie procedentes de Francia, las cuales serán evaluadas.

Hace un año y medio, entidades del Gobierno y empresarios empezaron a trabajar en la identificación de oportunidades para la diversificación de la caficultura del país. La idea era incursionar en la producción de café robusta, pues Colombia solo cultiva cafés tipo arábigas.

“El objetivo es tener una diversidad de materiales de café robusta, para lograr un trabajo serio que nos permita llegar a un nivel de alta competitividad”, dijo Juan Lucas Restrepo.

Un trabajo similar se está haciendo en alianza con Embrapa, de Brasil, entidad que, al igual que Nestlé, es líder en investigación en la especie de café robusta.

El proceso se tomará entre 3 y 8 meses, dependiendo del comportamiento de las plantas, de las discusiones técnicas y el diagnóstico que hagan los investigadores de Agrosavia y el ICA.

En efecto, las primeras plantas de café robusta llegaron al país hace cuatro días y ya se encuentran en cuarentena en el centro de investigación de Agrosavia, en Córdoba. Este procedimiento se basa en una observación minuciosa que se hace durante varios meses, con el objetivo de garantizar que no tienen plagas o enfermedades que afecten la agricultura nacional.

El funcionario agregó que sobre esa base se empezó a investigar quienes son los que saben de café robusta en el mundo y tienen la posibilidad de ayudarle a Colombia a incursionar en la producción de estas variedades. “Encontramos muchos actores, pero nos dimos cuenta de que Nestlé es líder en este tema y tiene un gran centro de investigación en Tours (Francia), donde investiga materiales de robustas para distribuir en el mundo. Nos pusimos a trabajar con ellos e identificamos unos materiales promisorios para Colombia. Entonces se decidió iniciar los trámites para traer al país las primeras variedades de café robusta. Montamos la infraestructura adecuada en el centro de Investigación Turipaná, de Agrosavia, en Córdoba y, una vez el ICA aprobó las instalaciones, Nestlé nos envió los materiales”, dijo Restrepo.

Sin embargo, como el consumo global es creciente, y se requeriría más café robusta para las mezclas, diversificar la producción cafetera nacional es una buena opción. “Lo primero que hicimos fue identificar una oportunidad de mercado”, dijo a Portafolio el director de Agrosavia, Juan Lucas Restrepo, quien indicó que este trabajo se está haciendo con el liderazgo del Ministerio de Agricultura, y de manera coordinada y compartiendo información, con la Federación Nacional de Cafeteros.

Este trabajo se inició tras la recomendación hecha en marzo del 2015 por la Misión de Estudios para la Competitividad Caficultura en Colombia, en el sentido de evaluar la posibilidad de que el país introduzca las variedades de café robusta al territorio. La Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoica), cuyo nombre cambió luego por el de Agrosavia, hizo los análisis de mercado, y encontró que el futuro de los precios del café arábica que se produce en el país es positivo, por lo que las primas pagadas a nivel mundial por la suavidad están protegidas.

Fuente: Portafolio.

Actualizado (Martes, 16 de Octubre de 2018 10:27)